¿Tienes problemas para bajar de peso?
MUJERES DE HOY

¿POR QUÉ NO PUEDO BAJAR DE PESO?

Esta es una pregunta que atormenta al 90% de las mujeres de más de 40 años.
Cuando llegamos a esa edad (o cuando empezamos a acercarnos), vemos con espanto que comenzamos a subir de peso aunque aparentemente estamos comiendo lo mismo; y si queremos adelgazar, por más que hagamos una seria reducción en las calorías que consumimos, la bajada de peso se hace imposible o muy lenta.
¿Por qué nos pasa esto?

¿Es imposible adelgazar despues de los 40 años?

¿Debemos resignarnos a ser “gorditas” porque ya tenemos unos cuantos años?
La respuesta es un rotundo ¡¡¡NO!!!
Por supuesto que no debemos resignarnos, no es imposible adelgazar a esta edad, solo debemos conocer mejor nuestro cuerpo, entender qué nos está pasando y seguir algunos sencillos consejos.

A partir de los 40 años, cambios que se venían produciendo en nuestro organismo desde una década antes, se hacen evidentes:

1) Ganamos grasa y perdemos músculo:
Esto hace que sea más difícil adelgazar, ya que cuanto mas músculo tenemos más grasa quemamos con la actividad física, pero al ir perdiendo músculo, todo cuesta más. Si antes con ir al gimnasio 3 veces por semana alcanzaba, ahora necesitaras ir 5, y si antes 30 minutos de caminata diaria eran suficientes, ahora deberás caminar 1 hora para quemar lo mismo.

2) Nuestro metabolismo se ha vuelto más lento:
esto quiere decir que tardamos más en convertir los nutrientes en energía, con el peligro que dichos nutrientes se acumulen en forma de grasas. Con un metabolismo más lento nuestro cuerpo es más económico, consume menos energía para los procesos naturales y aprovecha mejor todos los nutrientes, es decir que lo que comemos, así sea una loncha de jamón, es asimilada al 200%.

Errores que vuelven lento el metabolismo:

1) Dejar de cenar: hay estadísticas que demuestran que las mujeres a partir de los 30-35 años dejan de cenar o comienzan a cenar solo una manzana o una ensalada. Si dejamos de comer, nuestro cuerpo entra en modo “desnutrición” desacelerando el metabolismo y volviéndolo sumamente económico. Por otro lado siempre es preferible, a la noche, comer proteínas y no hidratos (como los azúcares de las frutas), que no podremos convertir en energía (ya que nos iremos a dormir) y se acumularán como grasas.
2) No desayunar: un desayuno nutritivo y saciante te ayudará a enfrentar mejor el día, y evitará que mueras por los hidratos en la tarde.
3) Menos actividad física: a partir de cierta edad nos volvemos más sedentarios, y a veces más reacios a ir al gimnasio o a simplemente caminar. La vida es más tranquila con hijos más independientes, y trabajos más estables, todo esto hace que, de forma natural, gastemos menos calorías en nuestro día a día.

10 secretos para bajar de peso después de los 40:

1) Ejercicio físico: no importa qué elijas hacer: caminar, correr, pilates, zumba… Lo importante es moverte! Lamentablemente no hay otra manera de bajar de peso y evitar la flacidez a esta edad que el ejercicio físico.
Si te has convertido en una persona totalmente sedentaria, comienza con 30 minutos de caminata hasta llegar a los 60.
2) El ejercicio mejor en las mañanas: y mejor en ayunas, de ser posible. De esta manera el metabolismo continuará acelerado por unos 20 a 40 minutos más y continuarás quemando grasa. Antes de empezar tu caminata tómate un gran vaso de agua, con esto tendrás toda la energía que necesites.
3) Desayunar: Un desayuno basado en proteínas: huevos revueltos con jamon y queso o con verduras, smooties con leche o yogur y frutas bajas en azúcar cómo las bayas, lácteos en general, avena o salvado de avena.
Como en este momento del día el pan, no en la noche, y elige pan integral, de horno, que tiene menos conservantes y menos azúcares.
No te conformes con un café negro que sólo elevará tus niveles de energía por unos pocos minutos y luego que hará sentir agotado y deshidratado.
4) Beber mucha agua: mínimo 2 litros de agua, más infusiones y bebidas sin azúcar. Si te es posible, bebe agua helada, el cuerpo necesita gastar más energía para “calentar” el agua y el metabolismo se acelera durante los 10 minutos posteriores a haberla bebido.
5) Comer proteínas: trata de ingerir proteínas en tus 5 comidas diarias. No te saltes ninguna y prioriza las proteínas antes que los hidratos. Te ayudarán a que al bajar de peso mantengas una piel firme y tersa, algo indispensable a esta edad, y a mantenerte saciada por más tiempo. Además el cuerpo necesita más energía para asimilar las proteínas, que para asimilar las grasas o hidratos, así que gastará más en la digestión si comemos proteínas.
6) Procurar ganar músculo: El porcentaje de músculo de nuestro cuerpo es sumamente importante a la hora de hacer ejercicio, ya que se necesita mucha más energía para realizar una misma actividad que si tenemos un mayor porcentaje de grasa. Por eso trata de ganar músculo realizando pequeñas rutinas con pesas, trabajando principalmente los grandes grupos musculares.
7) Tomar te verde: de 3 a 5 tazas de te verde al día ayuda a metabolizar las grasas.
8) Tomar lácteos: varios estudios han señalado que el calcio ayuda a la pérdida de peso, grasa corporal total y grasa abdominal.
9) Añadir especies picantes: ¿Mito o realidad? El picante como la cayena o pimienta, o incluso ají picante agregado a las comidas, ¿nos ayuda a adelgazar?. Según estudios realizados en españa al ingerirlos aumenta nuestra temperatura corporal y gastamosmás energía y, por ende, más calorías. En muchos casos se ha hablado de que la capsaicina que contienen estas especies podría funcionar como una especie de quemagrasas natural.
10) Domir bien: un mínimo de 7 u 8 horas diarias. Quizás no adelgaces por dormir bien, pero engordarás si duermes mal o pocas horas, esto está comprobado. De hecho, dormir menos reduce la secreción de leptina, una hormona que suprime el apetito y, por el contrario, aumenta los niveles de grelina, una hormona que estimula el apetito. Así que si quieres bajar de peso después de los 40, piérdete en los brazos de Morfeo.