desmaquillantes para todo tipo de piel
BELLEZA Y MAQUILLAJE

DESMAQUILLANTES CASEROS PARA CADA TIPO DE PIEL

Eliminar de tu rostro los restos de maquillaje y las pequeñas partículas de grasa, polvo o polución acumuladas durante el día es uno de los rituales básicos de belleza al que nunca debes renunciar, ya que limpiar la piel en profundidad es garantía de un cutis sano, luminoso y sin poros obstruidos.


Existen a la venta una multitud de productos desmaquillantes adaptados a las necesidades de cada tipo de cutis pero es bueno conocer las posibilidades naturales que tenemos al alcance de la mano.


Ya sea porque tu piel es sensible y necesita un desmaquillante elaborado con ingredientes naturales, o porque quieres ahorrar, o simplemente porque olvidaste comprar el desmaquillante. En cualquier caso con ingredientes tan simples como el aceite de oliva, un yogur, algunas frutas o una infusión puedes tener un desmaquillante en pocos minutos que no solo resulte eficaz con las sombras de ojos más resistentes sino que además cuide tu piel.

DESMAQUILLANTE PARA PIELES GRASAS:
Es uno de los más sencillos de hacer, añade unas gotas de zumo de limón a medio yogur. Mezcla bien ambos ingredientes y aplica sobre rostro y cuello. Retira suavemente con ayuda de un disco de algodón. Las propiedades astringentes y bactericidas del limón hacen de éste un desmaquillador perfecto para pieles grasas e incluso para aquellas que presentan problemas de acné.

DESMAQUILLANTE PARA PIELES SECAS:
Los distintos tipos de aceites están presentes en numerosos productos desmaquillantes así que es una buena idea que los uses para preparar el tuyo. El aceite de almendras dulces es el mejor para los cutis secos a la hora de limpiar tu rostro, lo podrás hacer en pocos minutos, aportándole además hidratación y suavidad. También puedes usar el aceite de oliva virgen que es más económico y cumple una función muy similar aportando, además, una inyección extra de vitamina E a tu piel.

DESMAQUILLANTES PARA PRODUCTOS WATERPROOF:
Para los ojos: Si quieres un desmaquillante que sea capaz de eliminar esa potente sombra de ojos o máscara de pestañas pero actuando con total delicadeza en esta zona tan frágil, haz una infusión de manzanilla y mezcla en proporciones iguales la manzanilla con aceite de oliva virgen. El resultado será un magnífico desmaquillante que deberás agitar antes de usar para que se integre completamente. Empapa un disco de algodón con esta loción, déjalo actuar unos segundos sobre tus párpados y retira con suavidad. Ya verás los excelentes resultados que obtienes ya la manzanilla hará que desaparezca cualquier síntoma de bolsas o fatiga.
Para el cutis: Si además de eliminar el maquillaje quieres limpiar con mayor profundidad el rostro, especialmente en caso de poros obstruidos o acné, prueba a añadir unas fresas trituradas en un yogur. Tendrás así un desmaquillante con un suave efecto exfoliante.

DESMAQUILLANTE PARA PIELES NORMALES: La leche es un ingrediente desmaquillante que seguro tienes en la nevera. Para pieles normales, basta aplicarla cuando esté templada con ayuda de un algodón y, si tienes el cutis mixto, añade a la leche la pulpa de un pepino triturado ¡verás cómo tu rostro queda limpio con una agradable sensación de frescor!